EsePrimo

2005-04-28

Código ético-profesional

En todo oficio hay una serie de normas sociales no escritas a observar con respecto al resto de los compañeros de trabajo, ya sean colaboradores o competidores. Entre los científicos también tenemos nuestro propio código de comportamiento, y aunque estoy seguro todos actuamos de muy buena fe cuando nos juntamos o nos escribimos, es frecuente encontrar una parte que se ofende o aprovecha de la segunda parte. Estoy seguro que habéis oído más de una historia al respecto: alguien que se queja de que otro le ha robado una idea; alguien al que verdaderamente le han levantado un resultado por contar más de la cuenta en una reunión informal; otro que pretende que cualquier cosa relacionada con cierto problema ya ha sido resuelta indirectamente por el/ella misma, y por tanto merece crédito por ello; los que intentan meter su nombre en cada conjetura, para llevarse las mieles de la fama en caso que éstas sean resueltas…

Considero que en esta faceta de mi trabajo soy bastante débil, y los últimos comentarios de compañeros al respecto no han hecho más que reforzarme en mi sentimiento de desasosiego: estoy empezando a crear un poco de miedo patológico a las situaciones que dan pié a conversaciones científicas con otros colegas.

Échale un vistazo a las siguientes situaciones; seguramente ya has pasado por ellas, o al menos has pensado en la posibilidad de encontrarte ante tales tesituras. ¿Qué piensas al respecto?

¿Sólo o con amigos?

Jose Luis, que acaba de empezar en esto de las matemáticas, tuvo una idea genial: a raíz de la lectura de un artículo del eminente científico Jose Mari, encontró una manera de resolver un problema relacionado y de importante impacto. En una ocasión, ambos se encontraron en una conferencia, y charlaron sobre el asunto. Jose Luis se enriqueció enormemente de los puntos de vista de Jose Mari, y de hecho, uno de los comentarios de este último derivó en una compleja línea de resultados que terminó en la solución del problema. Llega la hora de escribir el artículo… Jose Luis escribe lo que tiene, pero no lo firma todavía; la duda le asalta: ¿debería incluir a Jose Mari como autor?

¡No te enfades!

Ahora es Pascual, quien tras leer un artículo del eminente científico Manuel se da cuenta que, aunque la idea y construcción básica es impecable—e incluso genial en su estructura—, hay una serie de errores de cálculo que llevan a varios resultados menores falaces, pero que con un poco de trabajo y cuentas pueden ser modificados oportunamente para que tan bella teoría sea aplicable sin ningún tipo de traba estructural. El trabajo de reparación da de sobra para un artículo, en el que lógicamente se está derribando la base del manuscrito anterior. ¿Cómo debería Pascual manejar la situación? ¿Influye en algo el hecho de que Manuel es un enemígo acérrimo de Juan José, el director de tésis de Pascual?

3 Commentarios:

El 5/02/2005 08:21:00 PM, Anonymous Viduido escribió...

(1) ¿Sólo o con amigos? En mi opinión Jose Luis debería escribir el artículo agradeciendo o reconociendo la idea de Jose Mari. Firmar un artículo supone participar (de alguna forma) en el proceso de redacción de comprobaciones varias (a las ideas hay que hacerlas andar) y sobre todo en el largo y tedioso proceso de depuración. Si José Luis no ofreció colbaoración en su momento ni Jose Mari hizo mención a la "confidencialidad" o propiedad de la idea, entonces no debe haber problema. Una forma para que Jose Luis se cubra las espaldas es que le mande a Jose Mari un preprint casi-final. Ahí éste tiene oportunidad de quejarse o sugerir algo.

(2) ¡No te enfades! Esto es más delicado. Manuel es responsable de lo que publica y si es consciente que contiene errores debe publicar una rectificación. La opción de Pascual es publicar lo que tiene como alternativa a la teoría (incompleta, errónea...) de Manuel, dejando claro en todo caso que el artículo de Manuel fue una fuente de inspiración básica de su trabajo. La ciencia debería estar por encima de los problemas personales.

Aporto estos comentarios porque este tipo de problemas me parecen muy interesantes sobre todo en un contexto de necesidad máxima de publicación, con la experiencia de haber publicado algún artículo y haber pasado por situaciones similares. Me gustaría (Y seguramente a EsePrimo) ver más comentarios sobre esta cuestión. ¿Alguien se anima?

 
El 5/04/2005 06:43:00 PM, Blogger Anónima escribió...

¿solo o con amigos?

Solo pero reconociendo el papel de Jose Mari en el nacimiento de la idea. Lo de mandarle una copia casi final para ver si Jose Mari está de acuerdo me parece una idea muy ética.

Me pregunto sin embargo que riesgos corre José Luis de que José Mari le "robé" su artículo si hace eso. Y que podría hacer para evitarlo.

¡No te enfades!

Ese tipo de artículos hay que manejarlo con mucha diplomacia. Podría ser interesante hacer como en el caso anterior, enviárselo antes a Manuel para comentarios.

Pero si el director de tésis de Pascual odia a Manuel, esta vía , aunque lógica, puede convertirse en impracticable: por no ofender a un extraño, pascual podría acabar ofendiendo a su director de tésis.

Conclusión: NS/NC.

De todas formas, no he comentado antes porque no creo que mis comentarios sean realmente útiles.

Mi experiencia profesional no tiene nada que ver con estas situaciones y me temo que para opinar, en estos casos, hay que tener conocimiento de causa.

 
El 5/12/2005 11:39:00 AM, Blogger Gerard escribió...

¿Sólo o con amigos? Yo veo a Jose Mari en los agradecimientos y basta. Como coautor sólo si colabora de verdad.

¡No te enfades! Pues esto es una putada si hay odios de por medio. Vaya, que todo el mundo se equivoca, y si son colegas no hay problema, incluso puede colaborar una vez localizan el error, y que te corrijan no es malo, para empezar te citan y consideran que tu trabajo es digno de ser corregido. Si hay problemas entre tu director de tesis y el hombre este, pues tienes un marrón entre manos de cuidado.

 

Post a Comment

<< Página Principal